Cómo mejorar las finanzas del Agente Inmobiliario

5 Consejos para mantener tus gastos a raya.


A parte de ser Agente Inmobiliario, también eres el dueño de tu negocio, así que debes saber cómo llevarlo y planificar tus ingresos y gastos para poder prosperar.


¿Llevas un control de lo que gastas e ingresas al mes?
¿Necesitas herramientas para llevar mejor tus cuentas?
¿Quieres prosperar en tu negocio?


Te damos algunas claves de cómo hacer tu negocio más eficiente y manejar tus finanzas de una manera sencilla y controlada. Hace unos días Adrián Silva impartió una sesión presencial sobre esta temática, y todos los asistentes pudieron aprender varios aspectos claves.
Nuestra metodología está basada en el libro The Millionaire Real Estate Agent de Gary Keller, que contiene procedimientos estudiados y probados referentes al modelo de negocio aplicable al Agente Inmobiliario, que nos gustaría compartir contigo.

Modelo presupuestario, ¿Qué es?


El modelo presupuestario te explica qué sucede con tus ingresos entre el momento en el que los recibes como ingresos brutos hasta que los conviertes en ingresos netos. El propósito del modelo económico es resaltar dónde tienes que centrar tu atención para conseguir más beneficios.
Según el modelo presupuestario de Keller Williams, los gastos de una empresa se dividen en dos categorías: Costes de ventas y gastos operativos.
Los Costes de Ventas son el coste real de captar y convertir clientes potenciales en operaciones cerradas.
Los gastos operativos son todo lo demás. El 78% de los gastos operativos van normalmente destinados a salarios y a oportunidades de venta.
En el libro The Millionaire Real Estate Agent de Gary Keller, se explica de forma detallada cómo aplicar el modelo presupuestario y adaptarlo a tu negocio para que se convierta en un método efectivo de control del gasto y de potenciación de los beneficios.


Gastos a raya


1. A nivel de gastos, y más en el momento en el que nos encontramos ahora, sólo se debe gastar de lo que se gana. Al comienzo de un negocio es muy difícil, pero si hemos elaborado un plan de inversión, nos tenemos que ceñir a él al máximo, para sobrevivir y posteriormente crecer.


2. Hay que mantener los gastos fijos lo más bajos posibles, para que cuando haya gastos inesperados, podamos tener capacidad para asumirlos.


3. Hay que tener el hábito de cuestionar cualquier gasto nuevo que pueda aparecer, y estudiarlo con uno o varios presupuestos detallados, y evaluar en qué medida este gasto va a repercutir en una mayor productividad y beneficio final.


4. Siempre es bueno tener dos cuentas en la empresa, una para tu día a día con gastos e ingresos, y otra a modo de cuenta depósito o ahorro para cubrir presupuestos de inversión, o repartir ganancias.


5. Si en un momento dado, no te ves con la capacidad de tomar determinadas decisiones, busca un buen profesional, un asesor financiero para que valide tus decisiones. 

En Keller Williams, por suerte, contamos con toda una metodología, estructura y Coaching que hace que dispongamos de las mejores herramientas y equipo humano para llevar nuestro negocio al más alto nivel.


¿Quieres más información? ¿Te interesan nuestros cursos y eventos?
Contacta con nosotros o subscríbete a nuestra newsletter

Carrito

Carrito vacío

Subtotal
€0.00
Aplicar
0